Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

7 recomendaciones para una conducción segura

7 recomendaciones para una conducción segura

Cada día más conducimos coches más seguros en carreteras más seguras. Décadas de anuncios y campañas de concienciación de la DGT, además de otros organismos oficiales y no oficiales, han hecho brecha en la mayoría de nosotros, haciéndonos así unos conductores más seguros y atentos.

Como resultado en España cada año disminuye el número de accidentes automovilísticos. A pesar de este progreso, por desgracia, el número de accidentes y muertes en todo el país es todavía bastante alarmantes.

Las mejoras en la tecnología seguirán siendo fundamentales para ayudar a que esa cifra baje, pero en el fondo, la mayoría de los accidentes de tráfico siguen siendo el resultado de un error humano. La mejor manera de reducir el riesgo de ser involucrado en un accidente es la llevar una conducta de conducción segura. Ya seas un conductor novato o un automovilista experimentado, puede ser útil revisar algunas reglas básicas para una conducción segura. Aquí hay 7 recomendaciones que te ayudarán a repasar las reglas básicas de conducción segura:

• No bebas antes de conducir: parece una tontería, pero más del 30% de todas las muertes en accidentes automovilísticos en España involucran conductores ebrios. El alcohol causa una serie de alteraciones que conducen a los accidentes de tráfico. Incluso un bajo nivel de alcohol en la sangre reduce el tiempo de reacción y la capacidad de coordinación. Además, conducir ebrio no es sólo una mala idea, es un crimen que te puede llevar directo a la cárcel. Además, es fácil evitar conducir borracho. Si has estado bebiendo, pide a un amigo que esté sobrio que te lleve o llama un taxi.

• Respecta los límites de velocidad: las investigaciones han demostrado que por cada kilómetro por hora más de velocidad del coche, la probabilidad de accidente aumenta entre un tres y cuatro por ciento [fuente: ERSO]. A velocidades más altas, el riesgo aumenta mucho más rápidamente. El exceso de velocidad es uno de los factores más comunes que causan los accidentes de tráfico y contribuye al 31% de los accidentes fatales. Tómate tu tiempo y respecta los límites de velocidad. Si realmente necesitas llegar lo antes posible a un sitio, la mejor solución es salir más temprano.

• Evita las distracciones: hablar por el móvil, leer SMS o hasta el periódico, maquillarse (para las mujeres) … todas estas son actividades que perjudican fuertemente el nivel de atención de un conductor. Una reciente investigación comparó el tiempo de reacción de un conductor hablando el móvil y conduciendo normalmente: los tiempos de reacción aumentaron en un 20%.

• No conduzcas somnoliento: un estudio realizado por investigadores de Virginia Tech, informó que el 20% de los accidentes tienen como causa desencadenante el cansancio. Podría pensar unos pocos bostezos son nada de qué preocuparse, pero basta tener solo un poco de sueño para aumentar el riesgo de padecer un accidente ya que tu nivel de atención baja considerablemente. La solución es simple: si estás conduciendo y sientes cansado, toma medidas de inmediato: para en el arcén y descansa un rato. No pienses que el sueño te de algún tipo de advertencia, o que se pueda combatir. La gente puede pasar de estar despierto a estar dormido sin previo aviso.

• Pon siempre el cinturón: los cinturones de seguridad salvan vidas. Las estadísticas revelan que más de un tercio de todas las muertes en accidentes eran personas que no estaban usando el cinturón de seguridad. Incluso un choque a baja velocidad puede lanzar a una persona sin cinturón despedida por el parabrisas provocando, claro, lesiones graves en la cabeza o huesos rotos.

• Respecta las distancias de seguridad: se recomienda, y es obligatorio, siempre mantener una distancia de seguridad entre tu coche y el vehículo de adelante. Se necesita tiempo suficiente para reaccionar a las variaciones de marcha del coche que tienes enfrente y este tiempo lo ganas manteniendo la distancia de seguridad correcta. Puede ser difícil de calcular las distancias recomendadas durante la conducción y la distancia exacta tendría que adecuarse según la velocidad de marcha, por lo que la mayoría de los expertos recomiendan una “regla de tres segundos.” La regla de tres segundos es muy sencilla: encuentra un objeto estático en el lado de la carretera, cuando el coche delante de ti pasa por él, empieza a contar segundos. Por lo menos tres segundos deben transcurrir antes de que tu coche pase por el mismo objeto [fuente: SmartMotorist]. Ten en cuenta además que por la noche o con mal tiempo, el tiempo recomendado es del doble.

• Conduce de forma respetuosa: evita actitudes de conducción agresiva, respecta a los otros coches, a los ciclistas, a los motoristas y a los peatones. Todos somos usuarios de las carreteras con iguales derechos y deberes.

Siguiendo estas pequeñas recomendaciones de sentido común podemos, entre todos, bajar aún más la siniestralidad de nuestras carreteras y evitar la pérdida de centenares de vidas cada mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

¿Hablamos?